¿Mientras más sexo, más feliz?

¿Mientras más sexo, más feliz? 

 

 

¿Cuántos encuentros amatorios tiene usted con su pareja? ¿Todos los días?, ¿dos o tres veces a la semana?, ¿una vez al mes? Cual sea su respuesta, la frecuencia en que dos personas se relacionan sexualmente no implica la felicidad que se tenga en la convivencia diaria. Todo depende de los individuos, sus intereses y la relación que sostengan con el otro.

“Mientras más, mejor” suelen decir algunas personas cuando se les pregunta por la importancia que tienen las relaciones sexuales dentro de una convivencia de pareja. Y es que encontrarse íntimamente con el otro pareciera ser un acto humano necesario que muchas veces se ve empañado por factores como la rutina, el estrés y la monotonía.

Se piensa que el amor y la genitalización deben ir siempre de la mano y que por lo tanto, la interacción entre dos personas siempre debe terminar en la penetración para finalizar – tal como si fuera una lógica aristotélica – en el coito.

¿Será un signo de felicidad en una convivencia el hecho de tener relaciones sexuales en forma continua? Para responder esta pregunta, la psicóloga y especialista en sexualidad de pareja – Mirentxu Busto – menciona que primero habría que saber qué entendemos por felicidad en una pareja.

La frecuencia sí importa

Mirentxu Busto cuenta que no hay ningún estudio que dicte parámetros con respecto a la frecuencia ideal para las relaciones sexuales en una pareja. De esta manera, expone que quienes sostienen encuentros íntimos todos los días, tanto como aquellos que sólo hacen el amor una vez al mes pueden estar en lo correcto. “Si ambas personas están bien y en común acuerdo, no hay por qué intervenir, porque la idea es que tengan la sexualidad que más o menos deje a los dos satisfechos”, señala.

El cansancio es mayor

Uno de los problemas más frecuente en una pareja y que por ende incide en sus relaciones afectivas y sexuales es el estrés. Así, la excusa que hablaba del ‘no quiero, me duele la cabeza’, puede que sea cierta y tanto hombres como mujeres lo único que esperan actualmente al momento de regresar al hogar no es estar junto a los suyos, sino poder colocar la cabeza en la almohada y dormir.

Vida Efectiva


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s