Posturas sexuales para ocultar el exceso de grasa

Posturas sexuales para ocultar el exceso de grasa.

 

Aunque sabes que los complejos no están invitados a tus encuentros sexuales, ¿Dejar de pensar en tus odiados michelines se te hace imposible?

Ni los hombres piensan en si has cogido kilos, tienes el culo flácido o menudos michelines tienes durante el sexo, ni en pleno revolcón se debe estar pendiente de los complejos.

Seguramente esta clásica postura la pones en práctica en casi todos tus encuentros sexuales y es ideal para alisar los michelines. Aunque no es muy salvaje, si es perfecta para iniciar el juego pasional que terminará con fuegos artificiales. El tener las manos libres da mucho juego para acariciar las partes más íntimas de ambos, frotar el clítoris, agarrar los glúteos… ¡Dejar volar la imaginación!

Para llegar al orgasmo es fundamental estar relajada y confiar en tu pareja. Pero, si aun así y a pesar de que quieras, no puedes librarte de tus complejos y los michelines te resultan un problema a la hora de mantener sexo con tu pareja, sigue atenta.

Ésta es otra postura muy relajante a la vez que muy placentera que te ayudará a camuflar los michelines. Tú tan solo debes acostarte con las piernas abiertas y dejar que tu chico te penetre sentado. El pene entra y sale desviando su movimiento hacia abajo. Alcanzarás el orgasmo desde el relax máximo

A continuación desvelamos el mejor manual del Kamasutra para tener la flacidez abdominal bajo control. Evita las que impliquen estar sentas. Además, opta por enfundarte en un corpiño y redibujar tu figura de la forma más sensual. ¿Lista para dejarte de complejos y disfrutar del sexo en pareja?

Esta postura es una excitante forma de camuflar tus complejos. Para ponerla en práctica ambos debéis tumbaros de costado en un lugar cómodo. Tú de espaldas a tu chico y ambos cuerpos amoldados. En un alarde de destreza, deberás pasar tu pierna externa flexionada abriendo la puerta al placer mientras tu chico te penetra haciendo palanca con tu pierna que se apoya en la cadera de él. La penetración llega hasta la mitad del camino, por lo que el goce viene de la mano del deseo de que se haga profunda y estalle en el orgasmo más excitante…

Aunque esta postura sexual implica estar sentada, al hacerlo de espaldas a tu chico, no hay opción a que vea tus michelines, salvo que te agarre por la cintura. Lo excitante de ‘el sometido’ es que para tu chico, puede resultar muy erótico que asomes tu rostro por encima del hombro. Además, él tiene fácil acceso a tu ano, glúteos y a tus senos que puede acariciar sin problemas.

Esta postura te va a permitir a tener el vientre plano ya que exige que estés completamente estirada. Para ponerla en práctica, el hombre se sienta con las piernas abiertas mientras te sitúas arriba de él una vez penetrada. Después, vas relajándote hacia atrás hasta estirarte por completo. Debes estar muy relajada, así que ¡Olvídate de los complejos! Aunque es una postura complicada es ideal para vivir nuevas experiencias y emociones de alto voltaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s