Inicio > Actualidad, Nacionales, Politica > El chavismo comienza a verse perdedor

El chavismo comienza a verse perdedor

20120514-082424 p.m..jpg

Un papel de trabajo del chavismo admite que los socialistas pueden perder las elecciones aunque Chávez sea el candidato. Sorprendente, pero es verdad. Jamás lo admitirán en público. Nunca reconocerán lo que internamente debaten, de ninguna manera van a decir que Chávez ya no es el mismo. Basta ver los elementos analizados.

Son casi 14 años de gobierno y se ha avanzado apenas en materia ideológica, bastante en materia legislativa y también en política exterior. Internamente, por mucho que se argumente que la oposición ha saboteado y no deja trabajar al comandante, es muy evidente el retraso y la irresponsabilidad en muchos casos de quienes tienen la batuta del partido en el gobierno central y en las regiones.

En algunos casos es clara, también, la positiva gestión de los funcionarios de oposición. A Capriles, a Pérez y a Ledezma se les ha lanzado hasta piedras, se les ha quitado hasta el último centavo posible, y, sin embargo, tiene obras qué mostrar. En contraste, hay funcionarios chavistas de muy alto rango que solo aparecen cuando está Chávez en pantalla y como Chávez está cada vez menos presente ni se les ve por ahí.

Pero más allá de las gestiones locales o regionales, hay que analizar con mucha honestidad la aplicación de las grandes líneas de las políticas públicas, cuyos efectos están ahí, a la vista de todos y no hay otro responsable que el presidente y el tren ejecutivo. Por ejemplo, por años la lucha contra la inflación, el mal come sueldos, no ha tenido los mejores resultados. Año tras año rondando el 30% no es una marca que podamos presentar como positiva. Pero, y es una primera impresión, la tan esperada Ley de Precios y Costos Justos, no será la solución. Antes de las elecciones seguro tendremos los precios altos de siempre, con algunos más o menos controlados, pero una gran escasez de productos. Ya eso es notorio. El arrinconamiento al sector privado tampoco ha sido la mejor estrategia. Con cualquier variación hacia debajo de los precios petroleros el Estado pasará trabajo para alimentar la gorda nómina pública. Es verdad que la intención fue amarrar los votos vía administración pública, pero parece que ni los votos están seguros ni la plata en suficiente. Agrégale a eso la falta de empleo, que de alguna manera es consecuencia del ahorcamiento del sector privado. Tenemos a más de la mitad de la calle convertida en buhoneros y otro sector muy grande o desempleado o con trabajitos de poca calidad.

Y ni hablar de inseguridad ciudadana y cárceles. Más allá de cualquier teoría, excusa o discurso, la percepción de la gente, la gran mayoría, es que el gobierno ha sido incapaz, irresponsable y definitivamente malo. Si los ciudadanos tomaran una decisión de voto solo por estos dos aspectos la paliza sería de pronóstico. Pero siempre hay algo que pueda superar lo anterior. El desastre en el campo y en el sector agrícola y la bomba de tiempo que significa el sistema eléctrico nacional.

Se pueden mostrar algunas obras, algunas casas, algunos apartamentos y hacer bastante propaganda con las misiones que funcionan bien. Lo demás es regalar plata, hacer más ofrecimientos y prometer de todo.

Aún con el comandante montado en el potro, cosa que parece poco probable, un triunfo se ve cuesta arriba. Parece que hasta el PSUV está contactando la realidad.

Twitter: @ejrl

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: