Inicio > Actualidad, Táchira > Qué están haciendo en el Puente? Persisten las colas en Táriba para entrar o salir | Diario La Nación

Qué están haciendo en el Puente? Persisten las colas en Táriba para entrar o salir | Diario La Nación

Persisten las colas en Táriba para entrar o salir | Diario La Nación.

 

Obreros debajo del puente, calibrando las tuberías para los micropilotes.

Si bien es cierto que los puentes de guerra sobre el viaducto Libertador aliviaron el tránsito entre San Cristóbal y Táriba, también lo es que las colas no se terminan y en horas picos la situación puede ser caótica, aunado al cierre imprevisto de alguna vía alterna o cualquier otra circunstancia que obliga a los conductores a permanecer más de una hora en cola para pasar al otro lado del puente.

Las colas en la autopista son características en las horas pico. Los conductores demoran hasta una hora para pasar el puente.

Generalmente el trayecto no demora más de lo previsto, según voz de los propios conductores, pero el hecho que se reduzca a un solo canal el viaducto genera las colas que usualmente se observan en la autopista. Cientos de vehículos, livianos y de carga, tratando de pasar por los puentes, previo a un embotellamiento, a la altura de la E/S La Petrólea, de cuatro canales de circulación que se reducen a uno solo.

Mario García insiste en que desde que abrieron los puentes de guerra, el tránsito por las vías alternas es más expedito. “Definitivamente, prefiero tomar la vía de Barrancas para llegar a Táriba, que someterme a la tortura de los puentes. No entiendo por qué hay gente que, pasando una y otra vez por los puentes de guerra, siguen optando por esa vía. Sé que en las mañanas es fluido, pero en las tardes es un desastre”.

Sin embargo, Clara Duarte ha corrido con suerte y su paso por el viaducto solo le ha tomado, como máximo, 15 minutos. “Hay gente que se queja, pero a mí me ha resultado solo muy temprano en la mañana, que salgo rumbo a San Cristóbal; en las tardes sí prefiero alguna vía alterna, porque he visto las colas que llegan hasta la entrada de Barrancas”.

La reducción de cuatro canales a uno en el viaducto Libertador genera embotellamiento vial a diario.

Distintos criterios y puntos de vista se manifiestan entre los usuarios del viaducto Libertador en lo que respecta a la movilidad en ese tramo que comunica a la zona norte del estado con la capital del Táchira. En lo que sí coincidieron en señalar es que las colas no se acaban y que la fluidez vehicular depende de muchos factores externos a los conductores.

—Ocurre que a veces uno toma la vía Palo Gordo para evitarse el puente y está colapsada, o viceversa. Ya no depende de nosotros; realmente vamos a la mano de Dios, levantándonos temprano y ligando no llegar tarde al trabajo. Al principio los jefes fueron condescendientes, ahora creen que todo se solucionó y no es verdad. La situación de caos se mantiene, pero en menor medida— dijo Pedro Becerra.

Los factores que influyen en el tráfico entre Táriba y San Cristóbal a veces son obvios (se trancan las vías por bacheos o mantenimientos); en otros casos no se explican. El plan de contingencia que se aplicó en los primeros días del colapso del viaducto se fue desvaneciendo lentamente, así como la presencia de funcionarios policiales. Por ejemplo, en la trocha solo están ubicados en la entrada de la misma.

Comentó Ana María Sierra que es un peligro pasar por la trocha en horas de la noche, ya que no hay presencia policial para garantizar la seguridad de quienes tienen la necesidad de hacer uso de esta vía. Algunas unidades de transporte cierran la puerta y apagan las luces para no ser blanco de los delincuentes. Otras no toman ninguna previsión.

En las otras vías alternas también se redujo la presencia de efectivos de Tránsito Terrestre y de la Policía, bien sea municipal o estadal. Algunas personas se aprovechan para generar congestionamiento formando doble fila, atravesando sus carros en las intersecciones y cometiendo cualquier cantidad de infracciones, que no pueden ser corregidas debido a la ausencia de las autoridades.

En el caso del Paseo de los Artistas y el puente Libertador, se mantiene la señalización con conos y la presencia de funcionarios viales, de Tránsito y hasta militares que garantizan el orden y la fluidez del tránsito.

¿Qué están haciendo en el puente?

Un aspecto que mantiene en zozobra y con incertidumbre a los ciudadanos es lo concerniente a los trabajos que se ejecutan en el viaducto. Algunas personas denuncian que no están trabajando; otras que solo hay máquinas canalizando el río, y una gran mayoría asevera que esto se olvidó.

De acuerdo con el director estadal del Ministerio de Transporte Terrestre, Fabián Sánchez, este lunes se iniciaría la construcción de la nueva pila, en sustitución de la que colapsó. Al pasar por el sitio, este martes, se constató que hay obreros laborando en la calibración de tuberías para los micropilotes, así como equipos para la perforación y una máquina de inyección de concreto.

A casi dos meses de haber colapsado la pila 4 del viaducto Libertador (18 de abril), los trabajos se ejecutan en la medida de lo programado, según las autoridades del MTT. Para la población no hay avances y una solución definitiva demorará más de lo anunciado. Algunos hasta creen que la solución definitiva nunca llegará y, por ello, instalaron los puentes de guerra “provisionales”.

Mariana Contreras

Categorías:Actualidad, Táchira
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: