Inicio > Actualidad, Nacionales, Politica > “Nunca antes tuvo la oposición mayores posibilidades de ganar” @hcapriles

“Nunca antes tuvo la oposición mayores posibilidades de ganar” @hcapriles

“Nunca antes tuvo la oposición mayores posibilidades de ganar” – Nacional y Política

ENTREVISTA J.J RENDÓN, CONSULTOR POLÍTICO

“Nunca antes tuvo la oposición mayores posibilidades de ganar”

“Capriles está dando una extraordinaria demostración de valor, ganas, esfuerzo y convicción” “Está demostrado que Chávez es un gran mentiroso o uno de los gobernantes más ineptos de la historia”

imageRotate
Rendón: La movilización del voto es crucial (Archivo)
ROBERTO GIUSTI |  EL UNIVERSAL
domingo 23 de septiembre de 2012  12:00 AM
Su profesión de consultor político lo lleva de un país a otro. Últimamente estuvo en Honduras, pasó por Colombia y recaló en México, donde trabajó en la campaña del presidente electo Enrique Peña Nieto. Allí lo conseguimos , a pocas semanas de recibir el Premio Red Latino y de ingresar al Salón de la Fama de la revista Campaigns and Elections. Con 25 años de experiencia y participación en más de 5 mil elecciones, entre ellas varias presidenciales, J.J. Rendón, sigue de cerca la situación de su país, Venezuela. 

-¿Qué percepción tienes de la campaña electoral a dos semanas de las elecciones? 

-Hay un contraste en relación con campañas anteriores. No aprecio la misma efervescencia y triunfalismo de antes en el chavismo. Observo un intento por forzar situaciones de aplanadora verbal y una posición defensiva. Es evidente, por otra parte, la esperanza y fervor que ha despertado Capriles y su audacia al asumir, con valentía, el enfrentamiento directo en puntos clave como la ineptitud, la ineficacia, las promesas incumplidas, la verborrea. Eso ha calado, tanto en el público opositor como en el chavista blando y/o arrepentido. 

-Entonces Capriles tenía razón en una estrategia que fue criticada. 

-Cuando dijo que se debe dejar las misiones, pero mejoradas, sin corrupción y mayor eficiencia, algunos sectores de oposición se molestaron, aunque poco a poco fueron entendiendo que las misiones son un activo popular que no sólo deben ser banderas del Gobierno sino de todos los venezolanos 

-Ese discurso moderado, de sumo equilibrio, sin responder a los insultos… 

-No responde pero lo pone en su sitio. “Señor, deje de hablar tanto y póngase a trabajar. Ya usted tuvo su oportunidad. Deje espacio para el cambio. No siga ofreciendo lo que no cumplió. Usted también es parte del pasado”. Esos mensajes no son menores, preocupan al chavismo y su forma de responder demuestra cuánto le duele. 

-Si esa ha sido la tónica de la campaña y no la va a cambiar, porque estamos al final de la campaña, ¿no quiere decir que le ha ido bien porque, de lo contrario, habría cambiado la estrategia? 

-Hubo una afinación de la estrategia y eso pasó por reconocer que hay reivindicaciones populares, impulsadas por el chavismo, que son necesidades reales que deben ser satisfechas. Luego, está la denuncia de la incapacidad del chavismo a la hora de gobernar, sazonadas por la corrupción y el derroche. Finalmente aparece una promesa de unidad que trasciende a la oposición y llega a visualizar un camino en el cual caben todos, incluso los chavistas. 

-Si se cumplieron los objetivos y la estrategia ha asido la correcta entendemos, entonces, que la victoria es resultado lógico de ese esfuerzo exitoso. 

-Claro que la oposición tiene más posibilidades, que nunca, de triunfar. No tengo la menor duda. Pero en las elecciones se gana y se pierde y esto no se termina hasta que se termina. 

-¿Estás sugiriendo que sólo un hecho fortuito puede modificar lo que ya es un dato de la realidad? 

-No. No creo que las elecciones se ganen en la víspera. Capriles tiene amplias posibilidades de ganar y va bien. Ya se sabrá si ese ánimo que ha despertado se concreta con una salida importante de los opositores a votar, así como de los chavistas blandos y desilusionados. Cuando hay alta abstención la lucha es entre maquinarias y en ese sentido el poder económico del Gobierno, así como la movilización de los votantes, incluidos en sus listados de adeptos, pueden marcar diferencia si la gente no vota. Ahora, si se moviliza y vota, Capriles puede ganar. 

-¿Llegas a estas conclusiones por mera experiencia profesional o porque te has servido de los resultados de las encuestas? 

-De ambas cosas. Tengo información de fuentes directas y al mismo tiempo, luego de 25 años de experiencia, manejo los factores que llevan a un candidato a ganar o perder. 

-El problema está en los resultados contradictorios de las encuestas y en su forma de interpretarlos. 

-Pero el clima, la moral, el ánimo, hablan mucho de la campaña. A mi nadie me va decir que John MCain, en algún momento de su campaña, pensó que podía ganarle a (Barack) Obama. Aquí el ambiente es el de una campaña llena de energía positiva por parte de Capriles, muy por encima de la de Chávez, ambivalente, con altibajos, errores, cancelaciones. 

-Las encuestas… 

-Si analizamos las encuestas, encontramos contradicciones por la forma de interpretar los resultados. Yo hago énfasis en elementos más cualitativos y quizás menos técnicos, pero basados en la realidad. Los casos, en la historia, de grupos pequeños que vencieron a grupos gigantescos, contra todo pronóstico, se caracterizan por la convicción, el carácter, y el ánimo que le ponen a su causa. 

-En ese sentido Capriles…. 

-Ha dado una demostración extraordinaria de estar hecho de esos atributos: arrojo, ganas, esfuerzo, cercanía, humildad, apertura, tolerancia, respeto al elector, armonía y unidad que engancha a todos los venezolano hastiados del conflicto y la prometedera estéril. 

-Frente a una situación de crisis general, donde no pareciera que al país le quede un hueso sano, ¿no resulta insólito que Chávez aún esté en la pelea electoral? 

-No me es absurdo porque son 14 años de lavado cerebral, con un aparato mediático impresionante, gran disciplina en el mensaje único y un actor de premio Oscar, Chávez, quien supo meterse en la idiosincrasia del venezolano. Y quienes creen aún en él se encuentran en un estado de adormecimiento y ceguera colectiva. Hay, por otro lado, algunos que sufren del Síndrome de Estocolmo y se acostumbraron a que los maltraten y les mientan porque “pobrecito mi comandante”. No es su culpa. El es buena gente”. Y a los mejor lo sea o lo fue. Pero luego de 14 años queda demostrado que, o es un gran mentiroso y manipulador o un gobernante de los más ineptos en la historia de la humanidad.
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: