Inicio > Sucesos, Táchira > Guerrilla del ELN en Táchira: “Nadie quiere comprar la posada luego de la incursión guerrillera”

Guerrilla del ELN en Táchira: “Nadie quiere comprar la posada luego de la incursión guerrillera”

“Nadie quiere comprar la posada luego de la incursión guerrillera” |

Diario La Nación.

http://www.lanacion.com.ve/sucesos/nadie-quiere-comprar-la-posada-luego-de-la-incursion-guerrillera/

 

“Nadie quiere comprar la posada luego de la incursión guerrillera”

Devaluada, casi abandonada, está la posada agroturística La Espuma, a dos meses de la incursión de la guerrilla del ELN.

Devaluada, casi abandonada, está la posada agroturística La Espuma, a dos meses de la incursión de la guerrilla del ELN.

Solo deudas y mucha decepción, con los organismos de seguridad y con el Estado venezolano, acompañan actualmente al propietario de la posada agroturística La Espuma,  en la población del mismo nombre, municipio Fernández Feo, tras la incursión de un grupo  de  guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Douglas Hernández confesó que: “a casi  dos meses de la arremetida armada y arbitraria de esa agrupación en mi propiedad, en la que humillaron, amenazaron de muerte y obligaron a más de 100 personas que disfrutaban de esas instalaciones a abandonarlas, nadie ha hecho nada por averiguar o corregir esa situación”.

Él y su familia continúan fuera del estado. Le preocupa la deuda que aún debe saldar con varios bancos y entidades financieras que le prestaron dinero para adquirir la posada,  pero asegura que, por encima de todo, está el velar por su integridad física y la de su familia. Su progenitora aún está afectada por una crisis nerviosa.

— Dicen el Gobernador y el Presidente que quieren hacer un gobierno de paz, pero, ¿cómo pretenden hacerlo si permiten la presencia de los guerrilleros en esa zona, que maltraten, humillen y obliguen a los ciudadanos venezolanos a  desplazarse de su propia tierra, a dejar todo? ¿Cómo explican que esa gente que amenazó de muerte a niños, a mujeres, que dijo que no les importaba el Gobierno, porque los que mandaban ahí eran ellos, siga moviéndose libremente en la zona sur del estado. Lamentablemente, es una situación que se les ha escapado de las manos— expresó Hernández.

Refirió el empresario tachirense que pretendió invertir en su propia tierra y que, luego de endeudarse con préstamos bancarios, adquirió la propiedad y ahora se siente atado de manos porque debe cancelar 500 mil bolívares, pero no posee otra entrada económica. “La finca está devaluada, casi abandonada, porque nadie quiere comprar propiedades por esa  zona, y mucho menos la de él”, dijo.

Recordó que, luego  de hacerse pública la arremetida de la guerrilla, ordenaron patrullaje militar en la zona, pero tres días después no volvieron, hasta hace unos 15 días, cuando someramente observaron una corta presencia del Ejército.

El hecho fue denunciado por Hernández ante el Ministerio Público, donde solamente le tomaron la declaración, mas no ordenaron efectuar averiguaciones. A nivel regional y nacional  se enteraron los organismos competentes, aunque sea por notitia criminis, pero al parecer todos hicieron caso omiso.

— Nadie se ha acercado para ayudarme. Intenté hablar con el Gobernador y no pude, supongo que estaba ocupado por las actividades de la feria, pero me gustaría entrevistarme con él para proponerle la venta de la posada; no sé, tal vez como sede de alguna de las misiones sociales que adelanta el Gobierno nacional o de repente como  club para la Policía regional, que tanto  lo necesita. A la ministra de la Defensa, al Presidente, quiero decirles que tomen cartas en el asunto, esos grupos irregulares no están dejando prosperar el turismo nacional, porque ya es conocido que hasta para poder grabar un programa televisivo  turístico hay que pedirles permiso a ellos— precisó.

La incursión guerrillera ocurrió el primero de diciembre de 2013. Un nutrido grupo de personas, cercano a las 150, disfrutaban de las instalaciones de la posada y de una actividad deportiva programada  para ese día.

Sorpresivamente se vieron rodeados por los insurgentes, vestidos como militares, que usando armas largas y liderados por un tal comandante “Kevin” encañonaron a los presentes, agrediendo a algunos, física y verbalmente.

Tras insultar a todos y explicarles que la actividad que estaban realizando no había sido autorizada por ellos -los guerrilleros-, los obligaron a desalojar la finca, incluyendo al dueño y a su familia, porque este no les había pedido permiso.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: